Toro bravo salvado de las corridas.

Habla su dueño, Christophe Thomas:
“Lo compré a la ganadería Domecq, y estaba destinado a ser toreado en Barcelona. Cuando les pregunté si era difícil educar a un toro me contestaron : « Si lo cuidas bien, verás que es incluso más fiel que un perro ». Esto demuestra que ellos saben bien el tipo de animal que tienen y que mandan a las corridas.”
el-toro-fadjen
Christophe junto a su toro Fadjen.

Anuncios